Relanzarán INEA-IEAT alfabetización en lengua yokot´an

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas, tabla y niños

Funcionarios del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), sostuvieron una reunión de trabajo en la entidad con el propósito de realizar la inducción e integración de las áreas estatales y las coordinaciones de zona al Modelo Indígena Bilingüe (MIB), así como programar las actividades generales para la operación del modelo en el estado.

El director general del Instituto de Educación para Adultos de Tabasco (IEAT), Enrique Soberanes Rivera, se reunió con Rodolfo Quintanilla Durán, subdirector de Coordinación con institutos estatales y enlaces del INEA Zona Sureste y con Carmen Díaz González, subdirectora de Contenidos para Grupos Diversificados e Indígenas de la dependencia federal, quienes dieron a conocer los pormenores de este modelo que se relanzará en Tabasco con la atención de 60 personas.

“Como tabasqueño me enorgullece tener la visita de dos mandos a nivel nacional y que nos vienen a dar una capacitación de lo que es la lengua yokot´an y todos los programas que se llevan en esta área y cómo podemos irlo implementado, recordemos que somos tabasqueños y tenemos una gran diversidad cultural, esas zonas más vulnerables del estado debemos abrigarlas y sacarlas de donde están marginados y arroparlos como Instituto de Educación para Adultos�, indicó Soberanes Rivera.

Por su parte, Quintanilla Durán, señaló que “la idea es atenderlos en su lengua, regresar el MIB a lo que ustedes atendían hace algunos años, atender tres etnias en su lengua, la idea es regresar�.

De esta manera, se va a retomar la alfabetización bilingüe en sus tres vertientes (yokot´an central, del este y sureste) en los municipios de Centro, Centla, Jalpa, Nacajuca y Macuspana.

Para el desarrollo del modelo, el asesor educativo bilingüe deberá hablar y escribir la lengua indígena y dedicar seis a 10 horas a la semana, atender de seis a 10 personas, la práctica pedagógica debe incluir promoción en la comunidad, realización de sesiones educativas, aplicación de evaluaciones formativas y orientación para exámenes finales.

Para que funcione el programa se requiere en primer lugar el registro de educandos y alfabetizadores en el Sistema Automatizado de Seguimiento y Acreditación (SASA), asistencia al círculo de estudio seis horas a la semana, entrega puntual de materiales, formación pertinente y oportuna de alfabetizadores, acompañamiento pedagógico, evaluación final oportuna y seguimiento operativo.
Compartir:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top